¡Sonríe a la diversidad!

En una urbe tan grande como la ciudad de México existen opciones culturales y nocturnas para celebrar nuestras diferencias en cualquier época del año

Las personas suelen ponerle una etiqueta a todo,  pero ¿qué pasaría si en lugar encasillar por condiciones, preferencias o creencias, nos aceptáramos como somos?

Desde el 23 de noviembre de 2015, la ciudad de México será declarada como "Ciudad Amigable LGBTTTI". Si bien la lucha por las garantías sigue en pie,  lo importante es la validación de los puntos de vista y preferencias de las personas con las que trabajamos, convivimos e incluso con  las que vivimos.

El Museo Memoria y Tolerancia, que abrió sus puertas hace seis años,  enclavado en el Centro Histórico, sirvió como escenario ideal para reunirnos con la  modelo, cantante y cineasta Zemmoa,  ladyboy que se ha vuelto referente en México, al llevar con orgullo su transformación en el plano artístico con su sello característico.

“Muchas veces me siento frustrada y mejor pienso ‘que tu trabajo hable por ti’. ¿Por qué no hacer eso por mi país? Habrá gente que lo tome a chiste, pero quiero pensar que estoy cambiando junto con  México, me gusta creer eso”, se confiesa al hablar sobre su papel en la sociedad como artista, empresaria y también como ser humano.

Zemmoa no tiene empacho en hablar sobre la forma en que quiere ser reconocida y espera que la transformación que ha logrado en su vida permee en quienes les rodea. Para ella todavía es complicada la convivencia, pero reconoce que hay avances. Desea que la gente se una a la lucha para reconcerla sin etiquetas.

“A mí me gusta una etiqueta propia, la etiqueta Zemmporio, existen transexuales, gays, bisexuales y al final son tantas las opciones para ser que es complicado ponernos etiquetas. Yo tengo un poco de todas y eso me hace una propia etiqueta original. Todos somos  seres humanos y lo que nos hace diferentes,  a todos únicos, es lo que cada uno ve con sus propios ojos. Me gusta fomentar que al final debes de tener pasión a tu misión y luchar por hacerla, siempre debemos de ver el vaso medio lleno, siempre es mejor arreglar el mundo con actitud”.

La artista considera que, en un día como éste, el mensaje debe perdurar y permear en cada miembro de la sociedad; sueña con un día en que no sólo legalmente sean todos reconocidos y respetados, sino en la convivencia cotidiana.

El museo que la rodea,  ubicado en el corazón de la capital, posee exposiciones dividas en las salas “Memoria” y “Tolerancia”; todas len busca de recordar las luchas y cambios logrados a través del tiempo.

El recorrido se da en el último piso para después descender. Mientras Zemmoa posa como una diva, reconoce que la capital del país es un sitio más accesible para la equidad, pero todavía ve un camino por delante. Asegura que los habitantes de la ciudad de México y el país todavía tienen que dejar de lado tabúes, hablar de las diferencias y coexistir, pues eso  enriquece a las sociedades.

Como dato, en 2014 la capital ocupó el segundo lugar en discriminación, de acuerdo con la Encuesta Sobre Discriminación en la ciudad de México, pero fue la primera en aceptar el matrimonio gay y es la que cuenta con más espacios que están dirigidos a las personas de preferencias distintas.

A esta apertura se agrega que recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional cualquier ley que prohiba el matrimonio entre personas del mismo sexo, algo que ella ve esperanzador.

“Siempre estamos aprendiendo a ser mejores humanos y hago lo que me propongo. Debemos cambiar la mentalidad, no sólo en cuanto a la comunidad LGTB, más que nada a la conciencia y el respeto entre nosotros”, afirma con una sonrisa.

D L M M J V S
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

COMENTA