¡Vámonos de pinta! (aunque ya no estudies)

¿Recuerdas las escapadas de la escuela? Recuerda la experiencia con un extra: karaoke más comida japonesa, billar con stand up, y hasta videojuegos con cerveza. ¡Huye de la rutina!
Por: Nicole Trejo, Evelyn Mazón y Carlos Narváez

Había una  sensación especial al irse de pinta. Encontrar lugares divertidos en horas de escuela y compartir esos momentos con amigos producía  emoción e incertidumbre. 

La vida ha cambiado un poco desde entonces, hoy hay peligros más latentes en las calles por lo que el concepto ya no requiere hacerlo a escondidas: es factible incluso mandar la ubicación  y avisar por Whatsapp. 

Pero un gran número de personas no vivieron eso. Esta  edición está enfocada en quienes ya dejaron la escuela pero quieren revivir lo que era escapar de la rutina. Esas clásicas salidas ya no tienen que ser simples: el típico karaoke puede ahora incluir  un menú  de comida japonesa, por ejemplo. 

karaoke_guia_que_hacer_w_0.jpg

Tomamos esa opción con  Diego Oseguera, actor de la obra Una luz más allá del lente, quien recordó cuando se iba de pinta: “En la prepa teníamos cuatro horas muertas, nos salíamos a comer y nos echábamos una chela...  y luego regresábamos a clases  enfiestados”, dice incrédulo.

En cambio, Paola Galina, conductora  de Los 40 y  La Voz, fue una estudiante muy responsable: “Nunca me fui de pinta, era súper ñoña”.  Sergio Rogalto, actor de la telenovela Un poquito tuyo, recuerda que sus sitios preferidos eran bares y antros: “Tomábamos litros de cerveza y al otro día teníamos clases. Extraño esos tiempos”.

karaoke_japones_w.jpg

 

KARAOKE + RANEN. UN BUEN PLAN... CANTADO

Uno de los recuerdos más emocionantes de la época estudiantil era sentir que te escondías del mundo en lugares en donde, con suerte, nadie te encontraba. Esa complicidad que tenías con tus amigos puede sentirse en un restaurante de comida japonesa ubicado en la colonia Del Valle. 

article_bodykaraoke_puerta.jpg

Kaito era antiguamente un club exclusivo para japoneses, pero ahora es un lugar donde puedes probar ramen y sake, y, si está desocupado o lo reservas, aprovechar un karaoke secreto que se halla detrás de una máquina de jugos que, al abrirla, te da acceso a una cabina privada.  Es un espacio pequeño pero suficiente para  interpretar cualquier canción que esté en internet, mientras disfrutas alguno de los platillos típicos como los tacoyakis, que son bolitas rellenas de pulpo y un cóctel Godzilla, que mezcla sake, wasabi y cítricos. 

karaoke_qupe_hacer._w.jpg

La pequeña sala alude a una cabina japonesa, es oscura, sólo iluminada por unas luces neón rojas. La idea en Kaito es que vivas la experiencia de un Isakaya, que es un bar debajo de un tren, donde los japoneses van de paso a comer y tomar una cerveza. La salida también puede volverse temática, pues en algunas ocasiones  presentan cócteles especiales preparados con el licor protagonista, como whisky o ron, siempre combinado con sake.

karaoke_gato.jpg

Kaito restaurante
Dónde: Juan Enrique Pestalozzi, 1238, col. Del Valle
Teléfono: 5605 6317 
FB: kaitodelvalle

 

ESCÁPATE A LAS MAQUINITAS 

Un clásico a la hora de saltarte la escuela era ir a las maquinitas, que otros llamaban “chispas”. Eran lugares que algunos veían prohibidos, aunque no había una razón real para llamarlos así: se pasaba el tiempo jugando arcades y, en los 90, algunas consolas que todavía no llegaban a México como el N64 japonés. 

Checkpoint Bar retoma el concepto de lugares oscuros con maquinitas, pero ya sin la etiqueta de “prohibido”, al contrario, acá todo los visitantes pueden disfrutar comida y bebidas rodeados de adornos de Mario Bros en el techo y decorados.

Cada mesa en este sitio tiene una consola que va de Atari 2600 al Play Station 1 y Nintendo 64, entre otros. Los personajes no sólo están en los monitores, también  en los murales que adornan las paredes.
Destaca Donkey Kong,  Pokemón, sin olvidar a Sonic. Más allá de las mesas, la fiesta se extiende hasta la barra: equipada con un par de pantallas funciona también para jugar retas de títulos como Street fighter 2, mientras el bartender sirve algún cóctel. Para entrar  no hay que pasar ninguna misión, sólo se requiere un consumo mínimo de 300 pesos  durante la primera hora sin importar el limite de personas por mesa: hay hamburguesas, dedos de queso, etc., y bebidas originales, como un Fatality, con tequila, anís y vermouth blanco.
 

article_bodycheck_point_game_bar._amigos_84483479.jpg

Checkpoint Bar 
Dónde: Monterrey 227, Roma Norte
Teléfono: 6385 8555
FB: checkpointgamebar

 

¡A VER SI ES CIERTO! SÚMATE AL RETO

Los retos eran las experiencias más emocionantes de la época estudiantil, algunos pasaban por inocentes, como los de jugar botella para besar a un prospecto amoroso, hasta otros de más nivel, como beber tequila o cerveza si se perdía alguna apuesta. 

article_bodypong_bar_3.jpg

En Pong Bar, un lugar en la Roma, la idea es revivir esta experiencia entre luces neón y dibujos espaciales con galaxias en el techo, planetas en las paredes y, por supuesto, vasos. El beer pong es un juego más actual en el que una persona debe colocar una pelotita de ping pong dentro de un vaso, si lo logras, el contrincante debe beber un trago. El equipo perdedor es el que se acabe toda su bebida antes que el otro.  El resultado final, con cierta responsabilidad, es pura diversión. 

Aquí hay más de 20 opciones de cerveza artesanal y bebidas nacionales e importadas. Lo ideal es acudir en grupo y adquirir algún paquete, como el Glow pong que incluye  una hora de ping pong con la compra de cualquier botella, o el Jager pong, con Jaggermeister, cuatro refrescos y mesa de beer pong por una hora. La recomendación es hacer reservación porque el lugar sólo tiene pocas mesas y se satura de muchos “deportistas” en especial los fines de semana.

article_bodypong_bar_2.jpg

Pong Bar
Dónde: Salamanca 32, Roma Norte
Teléfono: 9130 7744
FB: pongbarmx

 

FUTBOLITO, BILLAR Y STAND UP

Nada se comparaba a cuando te escapabas para hacer “cosas malas”, como ir a jugar billar con amigos. En Urban Zone la decoración se inspira en parques, estacionamientos, gasolineras y hasta en paradas de taxis, es todo un mundo citadino que alberga pura diversión. Las mesas parecen inspirarse en la época pin-up, por sus manteles a cuadros y sus flores en botellas de cristal, pero también tiene reminiscencias de otras épocas, con señalamientos viales en todos lados.

Si llegas temprano podrás sentarte en alguno de los sofás que se distinguen por su estilo clásico, cómic, pop y rústico. Para entrar en calor puedes pedir una cerveza (hay nacionales y artesanales) o un cóctel. Si llevas hambre pide una orden de alitas bbq, aros de cebolla o una hamburguesa, la comida rápida clásica es la especialidad. Checa su agenda porque presentan shows de stand up.

article_bodyurban_zone.jpg

Urban Zone
Dónde: Melchor ocampo 193, Anzures  
FB: urbanzonegalerias

 

JUEGOS DE MESA. HORAS DE AVENTURA CON AMIGOS

A veces escapar de la escuela implicaba pasar con juegos de mesa y amigos: desde el clásico Monopoly, hasta algo más elaborado, como juegos de estrategia y ajedrez. 

Esta experiencia sigue vigente pero con un extra, que puede ser acompañarla con cerveza, cocteles, café y comida. En La Caravana, un sitio ubicado en la Del Valle, tienen decenas de juegos de mesa,  como Catan,  que contiene un tablero que cambia en cada partida: tendrás que recolectar materias primas para ir construyendo pueblos y ciudades. Otro juego es King of Tokyo, en el que, con ayuda de los dados, podrás planear técnicas para atacar a tus  contrincantes. 

Si eres bueno para los juegos de cartas, puedes probar suerte en Concept, un juego para adivinar ideas sin intercambiar palabras, sólo imágenes. O, para los más pro, está Sequence, cuyo  objetivo es crear líneas con fichas y naipes.

article_bodyla_caravana_3.jpg

La Caravana
Dónde: Fresas 59, Col. Del Valle
Teléfono: 5088 9954
caravanagamelab.com

 

AL PARQUE... CON CAFÉ Y PIZZA

Si en tu adolescencia eras fan de irte de pinta a parques (o el clásico Chapultepec) ya es hora de que vuelvas a sentir esa emoción, pero con un plus. Ubicado en el centro de Santa Fe se encuentra el Parque La Mexicana, que genera todo un deleite visual, gracias al contraste entre los edificios de la zona y las áreas verdes del parque, pero amplía esta experiencia por sus otras amenidades.

article_bodyparque_la_mexicana_que_hacer_54288878.jpg

Si vas con hambre y quieres pasar un día de descanso, puedes traer tu canasta de picnic (sin olvidar que debes tirar tu basura en los contenedores), y disfrutar de las hamacas gratuitas o de la sombra que generan los árboles. Si no quieres llevar tu propia comida,  puedes pasar por el corredor,  en donde podrás probar churros, café, bebidas y galletas de matcha, mariscos y hasta pizza.

Para que sientas aún más la adrenalina de una escapada puedes subirte a las tirolesas o a los juegos de destreza. Incluso puedes llevar patineta y ver espectáculos   en el anfiteatro en las orillas del lago artificial.

article_bodyparque_la_mexicana_que_hacer_54288875.jpg

La Mexicana
Dónde: Lomas de Santa Fe, Álvaro Obregón
Costo: Gratuito

 

DIVERSIÓN TODO EN UNO

Había dos opciones casi opuestas para irse de pinta: si no tenías dinero, una plaza comercial; para los que sí, un parque de diversiones. Hay un sitio que tiene las dos en el mismo lugar. En el centro comercial Las Antenas, ubicado en Iztapalapa, tienen un  parque de diversiones en su azotea llamado Kataplum. Cuenta con más de 30 atracciones y juegos mecánicos. 

Hay atracciones como el Patatús, un péndulo que te balancea por las alturas dando giros completos. Para tener una vista panorámica está Las Nubes, que consiste en sillas voladoras que te elevan a más de 60 metros, eso sin añadir lo alto de la plaza. La adrenalina puede aumentar en Insomnio, la montaña rusa que incluye piruetas por las orillas del edificio y alcanza una velocidad de 20 km/hr. 

En caso de que busques algo  diferente está el Gran Premio, son go karts para desatar la velocidad y desafiar a los otros conductores. La entrada es de 30 pesos, pero cada juego tiene un costo extra.

article_bodykataplum_guia_que_hacer_karaoke.jpg

Kataplum
Dónde: Tulyehualco 3278, Iztapalapa
Teléfono: 0881 8811
kataplum.com.mx

 

LA CURIOSIDAD... ¡TE LLEVA A OTRO MUNDO!

Unos amigos arrastrados por la curiosidad deciden irrumpir por la ventana de la biblioteca para confirmar que la leyenda es cierta: han llegado a Wonderland y sólo tienen 60 minutos para encontrar el camino de vuelta a casa. 

Esa es la temática de Escape Masters, un lugar ubicado en la Del Valle en el que grupos de hasta seis personas entran a  cuartos para recrear su época estudiantil y  resolver acertijos. La idea es  hallar la forma de salir descifrando enigmas. 

Si te sientes demasiado godín, hay una opción, llamada Residente Godínez, en donde junto con tus compañeros tienen que hallar la forma de salir de una empresa llena de zombis. Es como retar al presente y pasado en un mismo lugar.

article_bodyescape_masters._guia_karaoke.jpg

Escape Masters
Dónde: Gabriel Mancera 320, Colonia Del Valle
Costo: $250 - $360 p/p 
FB: escapemastersmx

 

GO KARTS. HUYE A TODA VELOCIDAD

Uno de los sentimientos principales al irte de pinta es… ¡la adrenalina! Sentir que estás lejos  de la escuela y que tienes  poco tiempo para disfrutar al máximo. En este lugar puedes explotar ese sentimiento: te inscribes en una carrera de go karts que dura 14 vueltas, a 72 kilómetros por hora. 

K1 Speed Garden, en  Santa Fe, alude también a la clandestinidad al encontrarse en el estacionamiento de un centro comercial.  Durante los 300 metros de carrera te sentirás seguro, pues llevas una máscara protectora, casco y cinturón. Además te asisten con banderitas de colores que te ayudan a usar la velocidad con precaución. Al final, ¡puedes tomarte una selfie en el pódium de ganadores!

article_bodyque_hacer_72756889.jpg

K1 Speed Garden.
Dónde: Centro Comercial Garden Santa Fe (Guillermo González Camarena, 1205)
Costo:  una carrera $295. 
www.k1speed.mx

 

JUSTIFICANTE PARA EL SABOR

Algunos optaban por irse de pinta quedándose en casa (en complicidad con la mamá que te justificaba), esa sensación de disfrutar en calma el desayuno mientras tus compañeros estudiaban se puede sentir en  Crispy Cereal Bar, un sitio en donde  hay 150 opciones de cereales y 50 toppings para acompañarlo.  

crispy.jpg

Crispy Cereal Bar.  
Dónde: Cuernavaca 44, colonia Condesa. 
Costo: Bowl chicho $60; grande $70 
Tel: 6797 1472
www.estacioncereal.com

 

REBELDES CON CAUSA

¿Te imaginas escapar de clase en la época de rock & roll? En este restaurante puedes vivir la experiencia con   malteadas, helados flotantes y 16 tipos de papas rellenas de ingredientes “guapos” como chorizo, cochinita pibil, cecina o camarones.  La comida se puede  acompañar con la música de una rocola tradicional. 

 article_bodyge09062015002_10796609.jpg

Papa Guapa
Dónde: Orizaba 4B, col. Roma Norte.  
Teléfono: 5393 8228. 
Costo: Papas rellenas a partir de $85 y hasta  $199.
www.papaguapa.com

 

D L M M J V S
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

COMENTA