Salón Los Ángeles

Por: Alexiz Morales

No es común llegar a un lugar preguntando directamente por el nombre. Si se camina por Tlatelolco casi nadie reconoce la calle Lerdo, pero si se pregunta por el Salón Los Ángeles, todos saben la dirección.

Por fuera es una zona en silencio, solitaria, basta caminar un poco por el barrio del Los Ángeles, ubicado en la Guerrero, para que el ritmo de la banda que canta “vamos a ver quién tiene la razón, si yo soy la abusadora o tú eres el abusador” envuelva a cualquier paseante y lo invite a entrar a este recinto, creado en 1937.

article_bodysalon_los_angeles_60533941_0.jpg

A pesar de lo divertido que luce moverse al ritmo de La Tesorito, una extraña sensación de melancolía envuelve a los salseros presentes, y es que las principales parejas que se encargan de “pulir la pista” son personas que han ido a este lugar por lo menos los últimos 10 años de su vida.

Distintivo de la comunidad urbana de la zona, las paredes de este salón resguardan historias de baile y tradición al ritmo del danzón, chachachá, swing y mambo que se ha bailado con aquel “no hay que llorar, que la vida es un carnaval” o esa elegante pieza en honor a “Pedro Navaja”; temas de Celia Cruz y Rubén Blades, personajes que vieron nacer sus carreras aquí.

Y si de personajes históricos se trata, es imposible no mirar la estatua de Adalberto Martínez Resortes, que está en la entrada justo encima de las placas de las primeras representaciones de Aventurera, para que de esta manera quede claro que se está en un lugar único en la capital. 

article_bodysalon_los_angeles_60533920.jpg

Los martes son de danzón y bolero, aquí los hombres van caracterizados de pachucos y las mujeres visten sus mejores galas, como si pareciera ser que toda la semana se prepararon para gastar la suela de sus nuevos zapatos bailando al ritmo de la Sonora Santanera. Los domingos, la orquesta toca en vivo, donde curiosamente se aprecia una cantidad considerable de jóvenes que se contagian del gusto por estos ritmos tropicales.

Después de varias horas de rumba, se puede descansar en alguna de las mesas aledañas tomando una copa de vodka por 50 pesos o ser un poco más sofisticado con una de cognac en 150, mientras se platica con alguno de los visitantes diarios.

article_bodysalon_los_angeles_60533917.jpg

Margarita Moctezuma es una mujer mayor que ha ido por más de 10 años y ni siquiera las enfermedades comunes de la edad la han privado de este gusto, por el contrario, ella asegura “aquí el que viene enfermo se va sano”.
Un recinto con una pista de baile caliente de tanto paso, un altar a Pérez Prado y paredes engalanadas de recuerdos, así como de la memoria de los que una vez bailaron ahí, defiende la inmortal frase que dictamina que “quien no conoce Los Ángeles, no conoce México”.

article_bodysalon_los_angeles_60533886.jpg

Lerdo 206, Guerrero.
Teléfono: 55 5597 8847.
Martes a domingo.
17:00 a 23:00 horas.

D L M M J V S
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

COMENTA